fbpx
Atrium Salud logotipo

El impuesto sobre plásticos no reutilizables llega a España

Impuesto sobre plásticos no reutilizables

Desde el 1 de enero de 2023, en España ha entrado en vigor un impuesto sobre los plásticos no reutilizables.  

Este impuesto fija un tipo impositivo de 0,45 euros por cada kilogramo de plástico no reutilizable que se fabrique. Su pago será obligatorio para todos los importadores y fabricantes de este material.

El impuesto se encuentra dentro de la Ley de Residuos y Suelos Contaminados que entró en vigor el pasado mes de abril del 2022. Con esto, el Gobierno quiere promover la economía circular.

En la ley, se define como envases no reutilizables aquellos cuyo diseño no permita rotar en su ciclo vital o no puedan usarse más de una vez.

La Agencia Tributaria explica que este impuesto recaerá sobre “la utilización en territorio español de envases no reutilizables que contengan plástico, tanto si se presentan vacíos como si se presentan conteniendo, protegiendo, manipulando, distribuyendo y presentando mercancía”. 

El impuesto sobre plásticos es una medida cuyo objetivo es fomentar el uso de materiales más sostenibles y reducir el impacto ambiental que tienen los plásticos.

¿Qué productos plásticos se ven afectados?

Este impuesto afecta a los objetos fabricados con plástico no reutilizable

Este impuesto afecta a todos los objetos que estén fabricados con plástico no reutilizable. 

Están incluidos aquellos envases que no ofrezcan la capacidad de ser reutilizados, que contengan plástico para proteger, manipular, distribuir y contener bienes. Por ello, encontramos desde rollos de plástico para embalar productos hasta vasos y botellas de plástico.

También incluye productos plásticos semielaborados y aquellos en los que el plástico sea necesario para el cierre, la comercialización o la presentación de envases no reutilizables.

A este impuesto se someterán fabricantes en España y productores que importen de manera internacional a nuestro país, siempre que contengan plásticos no reutilizables.

Los envases que estén compuestos por varios materiales, entre ellos plástico, deberán pagar por la cantidad exacta que lleven. Pero si el plástico que contienen es reciclado, estarán exentos del pago.

No están sujetos al impuesto envases plásticos no reutilizables cuya función sea contener o proteger productos como pinturas o lacas. Tampoco las importaciones que contengan menos de 5 kg de plástico no reciclado, ni los envases de productos sanitarios, médicos, agrícolas y ganaderos.

España concienciada con la reducción de plásticos no reutilizables

Este tributo se basa en las directrices dadas por la Unión Europea en el año 2020 para que cada país pague 0,8 euros en función de los kilos de plásticos no reciclables que se vayan a producir dentro de sus fronteras.

De momento, tras la iniciativa del gobierno italiano de suspender su entrada en vigor, España ha sido el único país europeo que ha impuesto este tributo de pago. 

El objetivo del gobierno español es conseguir que para el año 2030, se haya reducido en un 20% el uso de las botellas de plástico de un solo uso en relación el número actual.

Con anterioridad a esta medida, en España ya existían varias iniciativas relacionadas con el uso de plásticos y su impacto en el medio ambiente. Algunas de ellas son: 

  • La ley de Cambio Climático y Transición Energética, que establece objetivos para reducir el uso de plásticos y fomentar el uso de materiales sostenibles.
  • La Estrategia de Plástico de la Unión Europea, que establece objetivos para reducir el uso de plásticos a nivel de la UE y promover la economía circular de los plásticos.
  • El Plan Nacional de Residuos y Materiales, que establece objetivos y medidas para reducir el uso de plásticos y mejorar la gestión de los residuos plásticos en España.

Beneficios del impuesto

Este impuesto ayudará a reducir los plásticos no reutilizables

Este impuesto tendrá beneficios para el medioambiente y la sociedad. Entre ellos encontramos:

  • La reducción de cantidad de plástico que se produce y utiliza. El impuesto hará que las empresas opten por utilizar menos plástico no reutilizable, ya que les supondrá un mayor coste. Esto ayudará a reducir la cantidad de plástico que se produce y utiliza, generando un impacto positivo en el medioambiente.
  • Promueve el uso de envases reutilizables. Al hacer que el plástico no reutilizable sea más caro, se fomentará el uso de envases reutilizables, como recipientes de vidrio o metal. Esto ayudará a reducir la cantidad de residuos y contaminación.
  • Generar ingresos adicionales que pueden ser usados para financiar proyectos y programas ambientales.
  • Sensibilizar a la población sobre el impacto ambiental de los envases. Este impuesto ayudará a concienciar a la población que el plástico no reutilizable tiene un gran impacto en el planeta y promover así un uso más sostenible.

En la web de ATRIUM Salud encontrarás más información sobre este impuesto y cómo afectará a la producción española.

Comparte contenido de Atrium salud en tus redes

Abrir WhatsApp
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?